Bar Don Rodrigo

En la mañana me llamó el Joven Cesar para que lo acompañara sacar fotos por el barrio Lastarria.
Así que rápidamente-> levantarse-> ducha-> vestirse y partimos (ya eran las 6pm xD).

Nos dimos las manos en el nombre de la amistad y partimos al barrio Lastarria. César saco un par de fotos para su proyecto, fotos por aquí, fotos por allá y la típica frase como “estoooo está increíble compadre” jaja.

Luego de un rato, ¿adivinen? SED. Tuve que insistir varias veces (¿quién cree eso? já). Y partimos buscando (caminando) donde poder tomar un par de chelas y un ¿qué se yo?, para avanzar con la tarde.

Caminamos por la calle Victoria Subercaseaux, casi llegando a la esquina con Merced, sin mesas afuera, ni nada relacionado a un bar. Nada hacía presagiar que sí hay un letrero que dice: “Bar Don Rodrigo”. Sin duda, entramos: Bar de Rodrigo es un lugar pequeño, pero muy acogedor. Tiene cuadros de época y garzones vestidos acorde al lugar. Te sientas y la música de piano (en vivo), te transporta a la época de los 50, deseando entrar de sombrero y pedir un trago como todo un John Dillinger.

Nos sentamos en un rincón -> llegó el mozo con carta en mano: Entregó una carta bien variada y precios ultra razonables (por no decir baratos y que se pueden pagar cuando no llega fin de mes). Lo primero fue el típico shop de medio por $1.500, unos puchos (partida de carrete: like a sir) y, al poco rato, llamamos al mozo nuevamente (!) El nuevo pedido: michelada, y aquí señores me detengo, porque las micheladas de Don Rodrigo están es-pec-ta-cu-la-res. #Cuéntamemás: Buena cantidad de jugo, heladas, el único punto bajo fue el tabasco, no posee es con concentrado de ají diaguitas (viva chile!). Con joven César nos inspiramos y tuvimos un poco de conversación acerca del bar y el barrio.

Al rato aparecio la llamada del Guille y la Andrea, así que partimos a matar en el Bar de Rene, una vez más.

Algunas cosas:

  • Este Bar, inaugurado en 1986, pertenece al Hotel Foresta, pero aún así no lo hace exclusivo para los huéspedes.
  • Llama la atención por su estilo antiguo; piano vertical, afiches publicitarios retros y música en donde no se rompe el hueso. Por si fuera poco, tiene una amplia carta de tragos que van desde los $2000 y unos buenos shop de ½ litro a solo $1500.
  • Para los que desean comer o picotear algo cuentan con una carta clásica que van, desde tablas y sándwiches, hasta una porción de papas fritas.
  • El ambiente es bueno y tranquilo, se habla sin gritar y la función empieza a las 18:00, cuando abren las puertas. La recomendación es llegar temprano porque se llena luego.
  • Ideal para quienes salen de la oficina y quieran pasar un rato agradable o simplemente para quienes quieran compartir en un grupo de amigos y salir todo un like a sir. Si no entiende: ebrio, pero con clase.

Galería de Imagenes:

 

  • Horarios: Lun - Sáb de 12:30 a 03:00
  • Like a Sir con (gasto aprox): $9.000
  • Fumar: En la calle
  • Otros: Música en vivo, a-temporal.
  • Bar Don Rodrigo, Victoria Subercaseaux # 353 (esquina Merced), Santiago